EL CONSEJO DE REGENCIA DE CÁDIZ (5/6/1810)

EL CONSEJO DE REGENCIA DE CÁDIZ. Llegan a Buenos Aires, noticias sobre la instalación del “Consejo de Regencia” en Cádiz, en reemplazo de la Junta Central de Sevilla. La Audiencia de Buenos Aires recibió esta comunicación y ordenó que la Junta Provisional Gubernativa procediera al juramento de obediencia al citado Consejo y dispusiera lo necesario para la elección de los diputados que serían enviados ante las Cortes de Cádiz Enterada la Junta de lo dispuesto por la Audiencia el día anterior, por intermedio de su Secretario MARIANO MORENO, el 7 de junio, rechazó el reconocimiento hecho del nuevo gobierno español,” que había sido elegido sin cumplir formalidades”, tales como la previa consulta a los pueblos de América y que por otra parte, la comunicación no había llegado a Buenos Aires por medio de la vía oficial. Moreno aprovechó la circunstancia para para manifestarle a la Audiencia el desagrado con que la Junta observaba la tenaz oposición de ese Tribunal y le hizo presente que debía suspender esa actividad subversiva hasta el arribo de los diputados del interior, que habían sido ya convocados. El 10 de junio, un desagradable suceso, alienta aun más el enfrentamiento entre la Junta y la Real Audiencia. El fiscal de la Audiencia, ANTONIO CASPE, fue agredido y derribado a sablazos por varios desconocidos y para evitar la repetición del incidente, la Junta publicó al día siguiente una “Ordenanza” llamado a la cordura para mantener en orden a la población. La Audiencia insistió en su tenaz oposición y luego de jurar ocultamente, obediencia al Consejo de Regencia de Cádiz, invitó a las autoridades del interior a que imitaran su actitud. Por su parte Cisneros, no dejó de hostilizar a la Junta y se adhirió a la posición de la Audiencia, convirtiendo a su domicilio particular en un centro de reuniones y de conspiración. Llegadas las cosas a un extremo del que ya no podían esperarse soluciones satisfactorias a ambas partes en pugna, el 22 de junio, en el mayor secreto, la Junta citó a Cisneros y a los Oidores de la Audiencia, para que se hicieran presentes en el Fuerte, donde fueron informados que debían abandonar de inmediato el territorio Fue así que Cisneros y los Oidores fueron embarcados en un buque inglés que zarpó esa misma noche hacia las islas Canarias Luego, la Junta de Gobierno Patrio nombró al doctor VICENTE ANASTASIO ECHEVERRÍA, ilustre santafecino nacido en la ciudad de Rosario, para que junto a PEDRO MEDRANO, SIMÓN DE COSSIO y JOSÉ DARRAGUEIRA, asuman las funciones de los oidores de la Audiencia que fueran expulsados con Cisneros, acusados de subversión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.