EL CÓDIGO DE MINERÍA (01/05/1887)

 

El Código de Minería sancionado en 1887, se basó en un proyecto presentado por el doctor ENRIQUE RODRÍGUEZ. Fue aprobado por el Congreso de la Nación en 1886 y comenzó a regir el 1º de mayo del año siguiente. Con el transcurso del tiempo, este primitivo Código, fue objeto de diversas reformas para adaptarlo a las necesidades del país y hoy es un instrumento legal que con sus accesorios, complementos,  modificaciones y el agregado de las normas de los estados provinciales, es el marco jurídico dentro del cual se desarrolla la actividad minera en la República Argentina. Comprende dieciséis Títulos, divididos en Secciones y un Título Final y se ocupa de todos los temas vinculados con la explotación y administración de los yacimientos mineros, los sistemas de concesión, el régimen legal del petróleo y otros hidrocarburos y bienes soterrados.

Ya, desde mucho antes, el tema de la explotación de los bienes que permanecían bajo tierra, fue motivo de atención por parte de las autoridades. El 7 de mayo de 1813 la Asamblea Constituyente, a propuesta de la Junta de Gobierno, sancionó Ley de Fomento Minero y fue así, que a partir del dictado de una serie de medidas tendientes a impulsar la investigación y explotación de las riquezas mineras, el Estado demostró por primera vez su preocupación por el desarrollo de la explotación de los recursos naturales (minerales, agua, petróleo y carbón).

Más tarde, fue DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO quien, durante su presidencia (1878-1874, colocó el tema como una las principales prioridades de su gobierno, a  pesar de la tenaz oposición de los sectores políticos y económicos más poderosos de la época, que estaban fuertemente comprometidos con el desarrollo y la explotación de los recursos agro granaderos con destino a la exportación. Salvando entonces innumerables escollos, SARMIENTO pudo desarrollar eficaces acciones con el objeto de dar impulso a la minería, apoyando iniciativas y emprendimientos y fundamentalmente creando instituciones educativas especializadas en minería y mineralogía, Se impulsaron también las exploraciones mineras, en particular la del carbón, otorgándose un reconocimiento monetario a quien descubriera una mina de carbón cuya explotación fuera más ventajosa que la del mineral importado (Ley No 448 promulgada en 1870). En 1885, comienza a circular por los despachos oficiales, la idea de crear un organismo que se ocupará de estudiar el mejor aprovechamiento de los recursos naturales del país y así nace el “Servicio Geológico Nacional”, creado en 1904 bajo la denominación de “Dirección General de Minas, Geología e Hidrogeología. Iniciadas sus actividades de exploración, pronto se pudieron recoger los frutos de esa iniciativa: el descubrimiento de importantes recursos naturales, como lo fue el hallazgo de petróleo en la Cuenca del Golfo de San Jorge el 13  de diciembre de 1907 y de mantos de carbón en la provincia de Santa Cruz y tantos otros que permitieron asegurar la real soberanía nacional sobre sus recursos naturales (ver).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.