EL CLUB DE RESIDENTES EXTRANJEROS (24/5/1841)

EL CLUB DE RESIDENTES EXTRANJEROS. El 14 de mayo de 1841, abrió sus puertas en Buenos Aires el “Club de Residentes Extranjeros”, primer club social que existió en el país. Por aquella época se había formado en Buenos Aires una comunidad de británicos que contaba con miembros de gran prestigio, entre los que estaban diplomáticos, médicos y muchos comerciantes que fundaron este club, siguiendo la tradición de su país de origen. Funcionó en la calle Catedral 516 (hoy San Martín), frente al paredón lateral de la Catedral de Buenos Aires. Ese edificio de bajos y altos, con grandes balcones y ventanales, había sido desde 1817 sede del Hotel de Faunch, el más importante de Buenos Aires, creado por una pareja de ingleses: James y Mary Faunch. En 1833, habiendo fallecido su marido, Mary Faunch, lo vendió a un irlandés llamado John Quenby Beech, que años más tarde alquiló parte de estas instalaciones al club, recientemente formado y durante un tiempo, el mismo Beech atendió el servicio del club, con la ayuda de dos sirvientes, pero como los socios se quejaban por la mala atención, terminó por venderle el edificio al club en 39.289 pesos. Desde ese momento el Club de Residentes extranjeros ocupó todas las instalaciones del edificio y sus miembros pudieron jugar al billar, las cartas, el ajedrez y al dominó, además de tejer sus numerosos negocios. Se dice que la sala de lectura, provista con publicaciones europeas, era la mejor de América del Sur y que también resultaban excelentes la sala de café y la cocina de estilo inglés. El club no era exclusivamente para ingleses y entre sus asociados se contaban numerosos comerciantes franceses, siendo probable que muchos de los miembros, tuvieran relaciones con las logias masónicas de la época. El club funcionó en ese edificio hasta 1872, cuando se trasladó a Rivadavia 86. Sobre el modelo de esa institución, la elite liberal criolla fundó sus propios clubes de carácter exclusivo, que tuvieron una profunda influencia, en el desarrollo de la política nacional, siendo el primero de ellos el Club del Progreso, fundado en 1852.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.