EL “TABARÍS” (7/7/1924)

EL “TABARÍS”. El 7 de julio de 1924, abrió sus puertas el Tabarís, el legendario cabaret que fue símbolo de la noche de Buenos Aires. Desde fines del siglo XIX Corrientes fue convirtiéndose en la calle de los teatros y cafés musicales y en lugar de reunión de actores, músicos y poetas que la recorrían hasta el amanecer. Por eso, la llamaron “la calle que nunca duerme”. Y fue en Corrientes 829 donde se inauguró el Tabarís, lugar de actuación de importantes orquestas y cantantes, restorán lujoso con una pista de baile que se elevaba como prolongación del escenario y donde también había palcos frecuentados por los famosos de la época. Su creador y dueño fue ANDRÉS TRILLAS, un inmigrante nacido en Francia. En 1908 llegó a Buenos Aires y se empleó como lavacopas en un hotel de la calle Reconquista. Después fue camarero, maitre y gerente de un restorán y acumuló fortuna como para abrir su propio establecimiento que fue llamado Tabarís. El nombre lo sugirió un socio que poseía un local bailable del mismo nombre en Marsella. Por el Tabarís desfilaron los artistas más ilustres de los escenarios mundiales desde la MISTINGUETTE hasta JOSEPHINE BAKER y entre los espectadores célebres estuvieron el duque de WINDSOR, el maharajá de KAPURTALA y el príncipe BERNARDO de Holanda. Cuando el lugar celebró sus 25 años, invitaron a la clientela con faisán y champán francés. En la década del 40 el Tabarís tuvo su mayor esplendor, después comenzó a declinar y fue cerrado en 1963. En 1981, reabierto, albergó a Teatro Abierto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.