EDIFICIO DE LA FACULTAD DE INGENIERÍA EN BUENOS AIRES

Es el único edificio de estilo neogótico de la ciudad.. Todavía, al pasarle por delante, algún desprevenido se persigna. Es que con su estilo neogótico, la Facultad de Ingeniería de la avenida Las Heras 2214 se confunde fácilmente con una Catedral. La historia es así: en la primera década del siglo XX le encargaron al ingeniero y arquitecto ARTURO PRINS (creador del Banco de la Nación y del Archivo General de la Nación), – la construcción de un edificio para la Facultad de Derecho sobre la avenida Las Heras, entre las calles Pacheco de Melo, Azcuénaga y Cantilo, en la ya entonces coqueta Recoleta.

El ingeniero PRINS, que había vuelto de Francia fascinado con el estilo neogótico, la imagina muy al estilo Notre Dame. Asignados sus recursos, PRINS avanza con su proyecto: subsuelo, planta baja, tres pisos más entrepisos, dos terrazas, anfiteatro, cincuenta aulas. Coloca ladrillos tallados, arcos ojivales, mansardas, vitrales, volutas colgantes. Lo alienta el hecho -aún vigente- de que para ver otro edificio como el suyo, hay que visitar la Catedral de La Plata o algunas bóvedas del vecino Cementerio. De la Recoleta. Según la leyenda urbana, llega el buen día en que PRINS se encierra en su estudio visiblemente atribulado. Acaba de descubrir un error de cálculo, por el que si continúa su majestuosa edificación, ésta  irá directo al derrumbe. Su orgullo mancillado le oprime tanto el pecho que decide terminar con su vida.

Pero la verdad fue que el meticuloso PRINS había hecho un edificio con alma de acero, bien dimensionado para resistir las cargas. Solo que en 1926 le cortan los fondos y la obra se para. Pasan trece años y el buen hombre deja este mundo por causas naturales sin ver un solo peso por su proyecto.

El proyecto final de PRINS, con tres torres -la central de 120 metros- apuntando derechito a Dios, solo se puede ver en un dibujo de su autoría y desde que PRINS falleció hasta hace muy poco, el edificio estuvo sin mantenimiento y recién en 2006 se comenzaron a hacer algunas reparaciones y restauraciones, para exhibirlo como está hoy..

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.