DIRECTORIO DE ANTONIO GONZÁLEZ BALCARCE (17/04/1816)

  • ANTONIO GONZÁLEZ BALCARCE ejerció el cargo de Director Supremo desde el 17 de abril de 1816 hasta el 12 de junio de 1816. Recordemos que el Directorio fue una institución creada el 26 de enero de 1814 por una Asamblea que fue convocada por el Segundo Triunvirato, con la intención de instalar un poder ejecutivo unipersonal. Desde su creación hasta que dejó de funcionar (11 de febrero de 1820), siete fueron los funcionarios que ejercieron tal cargo
  • La Junta de Observación y el Cabildo aceptaron la renuncia de ÁLVAREZ THOMAS y de inmediato nombraron al general ANTONIO GONZÁLEZ BALCARCE para que asumiera como nuevo Director Supremo. BALCARCE se hizo cargo del gobierno el mismo 17 de abril de 1816 y con este acto, quedó claramente en evidencia que el grupo dirigente de Buenos Aires mantenía una actitud decididamente centralista, por cuanto el Director Supremo gobernaba “las Provincias Unidas” y no era un proceder ético ni aceptable, que dos organismos porteños (la Junta de Observación y el Cabildo de Buenos Aires), designaran sucesor para tan alto cargo, sin consultar al Congreso que ya estaba reunido en Tucumán, ni al legítimo titular de dicho cargo, el general RONDEAU que aún se hallaba en la frontera Norte. Por ello, al enterarse el Congreso de este nombramiento, el 3 de mayo de ese año, procedió a designar como Director Supremo titular, al general JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN y le comunicó al general BALCARCE, que la jurisdicción de su mando quedaba circunscripta solamente al ámbito de la provincia de Buenos Aires. La actitud rebelde de las provincias, particularmente las del litoral, se acentuó durante el transcurso del gobierno de PUEYRREDÓN. Los intentos por controlar la actitud hostil del interior fracasaron y a comienzos del año 1819, los caudillos ESTANISLAO LÓPEZ (San Fe) y FRANCISCO RAMÍREZ (Entre Ríos), eran los jefes indiscutidos de sus provincias y decididos opositores ade las políticas de Buenos Aires.
  • Ante la gravedad del problema, el Director Pueyrredón decidió emprender una campaña para lograr el control de la provincia de Santa Fe y a esos efectos, solicitó sin éxito, la cooperación de las tropas del general SAN MARTÍN, que estaba organizando en Cuyo su campaña libertadora del Perú. En abril de 1819, mediante el “Tratado de San Lorenzo”, la lucha en el Litoral fue suspendida, pero la tregüa duró poco pues la sanción de la “Constitución unitaria” (20 de abril de 1819), por parte del gobierno porteño, encendió de nuevo la discordia y se reanudaron las hostilidades. Se activan así nuevamente, las razones que impulsaron el alzamiento de las provincias del Litoral y de Córdoba: Se acusaba al gobierno central de pretender “entregar el país a príncipes extranjeros”, contrariando el anhelo republicano de la mayoría (ver “Misiones diplomáticas a Europa” en Crónicas) y se le reprochaba la mala política que se había seguido con la intervención que ordenara contra las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.
  • Fatigado por tantos inconvenientes y presagiando el advenimiento de males mayores aún, PUEYRREDÓN presentó su renuncia. El 11 de junio le fue aceptada y el Congreso designó para que lo reemplazara con carácter de interino, nuevamente al al general JOSÉ RONDEAU.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.