DIARIO “LA NACIÓN” DE BUENOS AIRES (04/01/1870)

El 4 de enero de 1870, aparece en Buenos Aires, el primer número del diario “La Nación” y según su fundador, el general BARTOLOMÉ MITRE, su propósito al hacerlo, era editar un diario que sea “una tribuna de doctrina”.

En 1862, bajo la dirección de JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ, había comenzado a publicarse en Buenos Aires un diario llamado “”La Nación Argentina””. En sus páginas colaboró muchas veces el general MITRE, aunque sus notas no aparecían firmadas. Al terminar su período presidencial, Mitre decidió comprar  ese diario y  con la cooperación de un grupo de amigos, reunió la suma de 800.000 pesos para hacerlo. Instaló sus oficinas, redacción y talleres gráficos en un viaje casa de San Martín 124, en la ciudad de  de Buenos Aires y así nació el diario ““La Nación””, que se presentó con un formato “sábana” de 87 centímetros de alto por 61 de ancho y en cuya primera plana, anunciaba que aparecería todos los días, menos los lunes. También informaba que el nombre de este diario, era sustituto del que lo había  precedido. “Así, el diario “La Nación””, reemplazando al diario “La “Nación Argentina””, bastaba como señal de esta una que se producía en el país, para cerrar una época y señalar los nuevos horizontes del futuro. “La Nación Argentina”, era un pasado de combate. “La Nación” será una tribuna de doctrina”.

Mitre, como muchos hombres de su tiempo, tenía una particular inclinación por el periodismo, pero según sus propias declaraciones, la fundación del diario se basó también en la necesidad de encontrar un medio de subsistencia. En una carta enviada a un amigo, a fines de 1869, luego de terminar su período presidencial, decía: “Después de tantos años de trabajos, victorias y gobiernos, mi posición pecuniaria es la siguiente: durante cinco meses al año gozo sueldo de 78 pesos. No dirán que he sido un hombre público costoso para mi país…”. Y en otra carta afirmaba: “Haré un remate de mis muebles de lujo y parte de mis libros, con algunos cuadros y curiosidades que pesan en el bagaje de un trabajador y con esto pagaré mis acciones en la empresa”. La empresa, era, por supuesto, el diario La Nación. Su fundador, confesó que, aparte de otras razones muy poderosas, uno de los motivos que lo indujo a dedicarse a la labor periodística fue la necesidad de proveerse de un medio de subsistencia. Para hacer esto público, “La Nación”, con motivo de cumplirse los noventa años del diario, editó un suplemento historiando tan memorable creación y por tal motivo ofreció una serie de interesantes documentos históricos. Transcribió una carta que el general BARTOLOMÉ MITRE escribió a fines de 1869 a su gran amigo el general WENCESLAO PAUNERO, en la cual le dice: “”Aquí me tiene usted en el punto en que me hallaba en Valparaíso… Después de tantos años de trabajos, victorias y gobiernos, mi posición pecuniaria es la siguiente: durante cinco meses al año gozo sueldo de 78 pesos. No dirán que he sido un hombre público costoso para mi país”…“ En esa misma carta, el general Mitre explica cómo pudo fundar el diario La Nación. Con la cooperación de algunos amigos reunió la suma de 800.000 pesos y formando una sociedad por acciones que compraría Nación Argentina, el diario del doctor JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ. Esos amigos eran: JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ, FRANCISCO y RUFINO  DE ELIZALDE (este último había sido su Ministro de Relaciones Exteriores), AMBROSIO P. LEZICA, JUAN AGUSTÍN GARCÍA, DELFÍN B. HUERGO, ADRIANO ROSSI, CÁNDIDO GALVÁN  y ANACARSIS LANÚS, JUAN AGUSTÍN GARCÍA CON QUIENES

Para abundar en detalles, sobre cómo MITRE pudo reunir semejante suma, diremos que además aquella publicación documental, existe una segunda carta al general PAUNERO, donde MITRE lo explica DICIENDO: “El 1º de enero me hago decididamente impresor… Haré un remate de mis muebles de lujo y parte de mis libros, con algunos cuadros y curiosidades que pesan en el bagaje de un trabajador, y con esto pagaré mis acciones en la empresa.. .“ Actualmente, la fama del diario La Nación ha sobrepasado los límites de la República Argentina y de América toda. Ha adquirido contornos internacionales, por las valiosas colaboraciones de intelectuales extranjeros y del país, y por la fidelidad en las noticias que ofrece al público lector. El perfeccionamiento se extiende a los suplementos ilustrados, a la colaboración literaria y científica y a las notas de arte, lo mismo que a la presentación tipográfica y a los grabados. Toda esta vasta tarea se cumple sin perjuicio del comentario oportuno de los asuntos de actualidad.

Para formar la Sociedad Anónima “La Nación” que fue constituida el 15 de marzo de 1870 y cuyos Estatutos quedaron registrados en el Tribunal de Comercio. La Sociedad tenía como término el 15 de marzo de 1875, y si bien por un acuerdo formal de las partes, podía prorrogaba por un lustro más, no alcanzó el término fijado, pues el 13 de Octubre de 1879, los que para ese entonces eran los tenedores de todas las acciones: MITRE, LEZICA, LANÚS, RUFINO Y FRANCIO DE ELIZALDE, GARCÍA y ROSSI, resolvieron dar por terminada esa Sociedad, fundando otra que fue la finalmente trascendió en el tiempo (ver “Diarios, Periódicos y Revistas” en Temas Puntuales).

1 Comentario

  1. Alberto G. Balcarce

    Estimados amigos y colegas, si me permiten llamarlos asi, siendo que yo también escribo, bueno, siempre he escrito, en periodicos argentinos y también en periódicos ingleses, vivo actualmente en el Canada, y soy novelista, escribo novelas en inglés, raro ¿verdad? y… estoy ya mucho mas de la mitad de mi vida en el extranjero, incluyeno Estados Unidos, España, Francia, Alemania y otros… Bueno, les aclaro que no estoy tratando de promocionarme, sino para que sepan que mi pregunta tiene asideros o fundamentos para hacer mi pregunta, y tal vez también hacerles una sugestión, sobre la libertad de prensa, lo que también encierra la libertad de lectura, de leer un periódico en el total de su contenido y sin estipular o exigir requisitos para que esto se pueda hacer. Si, mis estimados esto no ocurre en Europa, ni el el Norte de America, donde se puede leer cualquier periodico con solo poner el título del diario. Nada mas mis estimados y por favor no respondan con regulaciones estipuladas por el periòdico en si, o de lo contrario ignoren mi pregunta, como esta haciendo con el derecho sagrado de tener acceso a la educaciòn que brinda un periódico “al soberano”, al pueblo y a esto “no hay vueltas que darles”, como decimos en nuestra lengua. Nada mas mis estimados, fuera de desearles un buen día,ah,olvidé decirles que actualmente vivo en el Canadá y… soy escritor de ficción, lo que en si mismo es noticia y tal vez un honor para nuestro querido y vapuleado país. Si, y… es la primera vez que se me ocurre decirlo así, o hablar de mi como argentino en el extranjero, que ha pasado la mar de experiencia buenas y malas, pero logré sobreponerme y triumfar, siendo que me han publicado comercialmente dos libros escritos en ingles: “A long night of death” y “The journey”, publicado por Mosaic Press, Oakville, Ontario, Canadà. Actualmente escribo nuevamente en la lengua cervantina, o castellana y he escrito o terminado ya dos novelas en nuestra lengua: “En el principio era invierno”, 500 páginas y “El camino largo del regreso”, 300 páginas, las que estoy tratando de comerciarlas en España. Nada mas mis estimados, fuera de desearles un buen día.
    Alberto G. Balcarce
    199 Mckinnon Street,
    Vancouver Island,
    Canadá V9P 1J2
    Alberto G. Balcarce

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.