DÍA DE LA ANTÁRTIDA ARGENTINA (22/02/1904)

DÍA DE LA ANTÁRTIDA ARGENTINA. El 22 de febrero de 1904, se izó por primera vez la bandera Argentina en la Isla Laurie, integrante del archipiélago Orcadas, sito en la Antártida Argentina entre las Islas Malvinas y la entrada del Mar de Wedel. En la misma ceremonia se arrió la bandera británica, para después cantar los himnos nacionales de ambas naciones y es por eso que se ha instituído a esta fecha como el “Día de la Antártida Argentina”. Recordemos que el Presidente de la Nación, General Julio Argentino Roca, el 2 de enero de 1904, había firmado un Decreto mediante el cual se aceptaba la entrega que hacía del establecimiento la expedición escocesa había firmado el decreto, aceptando la entrega del establecimiento Orcadas por parte del expedicionario escocés William Speir Bruce, quien no había podido mantener la base. Es importante recalcar que en la negociación había participado el Embajador Británico, Mr. Haggard, lo cual fue un reconocimiento de la soberanía argentina. Desde entonces Argentina tuvo una presencia constante en la Antártida, siendo además la Base Orcadas la más antigua en dicho territorio. La Visión Geopolítica de Roca. Con el establecimiento de una base en las Orcadas, extendía la soberanía argentina sobre territorio antártico. La genialidad del Presidente argentino se manifestaba una vez más. En 1889, con la campaña al Desierto había comenzado la incorporación del 58% del territorio nacional, ya que hasta ese entonces, el gobierno argentino solo tenía el control del 42% de su territorio continental actual. Debe tenerse en cuenta frente a las criticas indigenistas, que en su campaña sobre la Patagonia, Roca contó en su ejército con la participación de tropas Tehuelches, que llegaron a sumar casi la tercera parte del ejército, Estos indigenistas habían sufrido el genocidio de la invasión Mapuche proveniente de Chile. Estos últimos contaban con el apoyo del gobierno del vecino país que pretendía ocupar la Patagonia Argentina. Sin embargo, la genialidad de Roca no se redujo a la geopolítica aplicada, sino que priorizó también, la educación popular, la inmigración, la institucionalización política, las inversiones, la obra pública, los ferrocarriles. Demostró que se pudo hacer una nueva Nación en treinta años. La tardía reacción británica. El 23 de agosto de 1906, el mismo embajador británico Haggard, presentó una nota al canciller argentino, Manuel Montes de Oca, sosteniendo que las Orcadas del Sur eran británicas y que la cesión de las instalaciones era transitoria. Ya era tarde, la lucidez y celeridad con que había obrado Roca, estableció definitivamente la Base Orcadas como observatorio meteorológico argentino permanente. Frente a esta nota británica, el 7 de diciembre de 1906, otro presidente del Partido Autonomista Nacional (Conservador), José Figueroa Alcorta, mediante otro decreto, nombro comisarios para las islas Orcadas del Sur bajo la dependencia de la Gobernación de Tierra del Fuego. La importancia actual de ambas decisiones. El gobierno británico ha reforzado militarmente las islas Malvinas, transformándolas en una fortaleza. ¿Es que acaso le temen a una invasión argentina? Imposible porque el gobierno actual ha destruido hasta la capacidad disuasiva de nuestras fuerzas armadas. ¿Entonces adonde apunta el gobierno británico? A la Antártida, pero entre el continente antártico y las Malvinas está el archipiélago de las Orcadas, con una base argentina. Tanto Roca como su sucesor Figueroa Alcorta en aquellos años en que Argentina llegó a a ser la 6ta potencia mundial, armaron una flota de mar que fue una de las más importantes del mundo. Esta flota fue un factor de paz, porque su efecto disuasivo impidió una guerra con Chile por las diferencias de límites. Limites que serían posteriormente violados, por la entrega del Presidente Alfonsín de las Islas Lenox, Picton y Nueva.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.