CUANDO CALIFORNIA FUE ARGENTINA (1818)

CUANDO CALIFORNIA FUE ARGENTINA. Durante unos días del año 1818 la bandera argentina flameó en Monterrey, la entonces capital de California. HIPÓLITO BOUCHARD (1780-1843), el audaz corsario francés, granadero de SAN MARTÍN en San Lorenzo, fue el autor de la hazaña. Al mando del gran velero “La Argentina” dio la vuelta al mundo llevando al tope nuestra enseña nacional. Esta nave armada con 38 cañones y tripulada por trescientos hombres decididos y valientes, atacó a los navíos españoles que encontraba en su ruta y a los piratas del Pacífico, el Océano Indico y las Filipinas. A principios de 1818 entró en la bahía de Kealakekua, en las islas Hawaii, donde presentó sus credenciales al rey KAMEHAMEHA, a quien otorgó el grado de teniente coronel argentino y le obsequió el uniforme correspondiente. En ese lugar se apoderó de la nave “Santa Rosa” que no era sino el “Chacabuco”, nave argentina de la escuadra de Brown que había desertado para dedicarse a la piratería. El monarca hawaiano le entregó la nave de 26 cañones y 100 tripulantes, reconoció la independencia argentina (con lo cual su país fue el primero del mundo en hacerlo) y suscribió un Tratado de comercio con las Provincias Unidas. En octubre de 1818 salieron las dos naves rumbo a California y el 23 de noviembre de ese año Bouchard intimó la rendición del presidio de Monterrey. El gobernador español de California, PABLO DE SOLÉ, dispuso la defensa en el fuerte del lugar, y puso al mando de las operaciones a JOSÉ VALLELO Y MANUEL GÓMEZ, quienes de inmediato abrieron fuego con sus baterías contra los barcos argentinos. Bouchard cañoneó reciamente al fuerte y luego hizo desembarcar a 200 hombres dispuestos a atacar el fuerte. Los españoles prefirieron no presentar batalla y huyeron a las colinas, permitiendo que la tropa de Bouchard se apoderara de Monterrey. Bouchard hizo arriar la bandera realista del fuerte e izó la argentina, que flameó allí durante una semana. Los habitantes se mostraron recelosos con los invasores y entonces Bouchard demolió las baterías, inutilizó los cañones, destruyó los fuertes y los almacenes realistas e incendió todas las casas de los españoles. Después de abandonar Monterrey en llamas atacó, cerca de Santa Bárbara, la hacienda El Refugio, de una rica familia española, los ORTEGA, quienes resistieron el ataque criollo hasta que vencidos, no pudieron impedir que Bouchar la tomara y luego la incendiara. Así terminaron las andanzas de “La Argentina” en California, llegando a Valparaíso el 3 de julio de 1819, con un rico botín.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.