CREACIÓN DEL OBISPADO DE BUENOS AIRES (24/03/1620)

A solicitud del rey de España, FELIPE III, Su Santidad el papa PAULO V creó la Diócesis de Buenos Aires, separada de la de Asunción y dependiente del Arzobispo de Charcas, con jurisdicción en todo el territorio de la nueva Provincia del Río de la Plata y también, sobre parte del territorio paraguayo. Designó como primer obispo a fray PEDRO CARRANZA, de la orden de los carmelitas descalzos, quien tomó posesión de la sede el 17 de noviembre de 1621 y recibió la consagración episcopal al año siguiente, en 1622. Carranza falleció el 29 de noviembre de 1632 y fue sucedido en su importante labor por fray Cristóbal de Aresti, benedictino.

Más tarde, Pío IX fue el papa que se encargó de elevar a Buenos Aires al rango de arquidiócesis, el 5 de marzo de 1865 y Su Santidad Pío XI, el 29 de enero de 1936, la declaró “Primada de la Argentina”. Comprende todo el territorio de la ciudad de Buenos Aires y el correspondiente a la isla Martín García.

De acuerdo a información publicada por la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA), en 1936, el 85% de la población porteña profesaba el catolicismo y en el territorio de Buenos Aires se elevan 50 iglesias y capillas, 12 santuarios, 182 parroquias y 248 centros establecimientos educativos católicos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.