CORTAR LA LUZ

En la antigüa campaña argentina, cuando se disputaba una carrera de caballos, se declaraba  “puesta” (es decir “empate”) cuando los contendientes en una carrera cuadrera, llegaban a la meta sin haberse sacado ventaja, es decir cuando la testuz de ambos caballos habían llegado en una misma línea. Así una carrera se definía por media cabeza, por una cabeza  (o “al fiador”), por un pescuezo, por medio cuerpo, etc., etc. Si la ventaja era tan amplia,  que entre uno y otro, se podía ver luz, se decía que el ganador “cortó la luz” o que ganó “cortado”, modismos ambos de igual significación (ver “Voces, usos y costumbres del campo”).)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.