COMPAÑÍA DE CABALLERÍA AUXILIAR DE LA POLICÍA (22/03/1831)

“Con el objeto de dar mayor respetabilidad al Departamento de Policía”, así comenzaba el Decreto dictado el 22 de marzo de 1831, se creó la “Compañía de Caballería Auxiliar de la Policía”, sin perjuicio de que siguieran subsistiendo los  “Alcaldes de Barrio” y los “Celadores”. Era una fuerza militarizada de ochenta  hombres puestos bajo las órdenes directas del Jefe de Policía, que actuaba preferentemente en la campaña.  Su creación fue impuesta por el alarmante índice de delincuencia que se registraba, según opiniones de la época, debido al gran incremento de la población.

Estaba uniformado con chaquetilla corta color punzó, con cuello y bocamangas azules; pantalón azul con franja punzó, debajo cual asomaba un calzoncillo blanco; botas de potro con espuelas de rodaja grande. Completaba el atuendo una galera  negra de copa alta y cónica con penacho azul, escarapela nacional y chapa de bronce con la inscripción “Policia”. Llevaban sobre el hombro izquierdo un poncho azul y al costado, un pesado sable de caballería con cinturón y tiros de cuero blanco y hebilla dora

Su actuación se extendió hasta 1834, año en que dejaron  de aparecer en el presupuesto de la Repartición, resumiendo todos los servicios policiales, en los “Vigilantes de Día”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.