COMBATE DEL PARRAL (27/5/1818)

COMBATE DEL PARRAL. Librado en el marco de la campaña libertadora de Chile, también registrada como “Sorpresa del Parral” para recordar este nuevo triunfo en territorio chileno de las fuerzas patriotas sobre los realistas. Alentados por la inacción de los patriotas encerrados en Talca, los españoles, que después de Maipú se sostenían aún en el Sur de Chile, favorecidos por la opinión de los naturales, decididos partidarios del rey, hacían continuas correrías, molestando a los adictos a la patria. Viendo que les daba resultado, el general realista MANUEL OSORIO resolvió tomar la ofensiva parcial, imaginando poder reunir nuevos elementos y quizá cambiar el resultado de la campaña. Al efecto hizo que una fuerza de milicianos, restos de las fuerzas derrotadas en Maipú, mandados por el guerrillero chileno, MANUEL BULNES, realista decidido, atravesara el Ñuble y sorprendiera el pueblo del Parral. El 21 de marzo de ese año, Bulnes y sus secuaces, habían entrado en esa villa. Asesinaron a sus autoridades, saquearon la población y pasaron a cuchillo a toda la guarnición. El coronel JOSÉ MATÍAS ZAPIOLA, que mandaba en Talca, quiso vengar este asesinato y evitar que los partidarios de la causa real tomaran coraje y cobraran nuevos bríos. Para ello, desprendió al capitán MIGUEL CAXARAVILLE con 200 hombres de caballería, entre granaderos y milicianos, los que, después de una marcha de cinco días por sendas extraviadas, el 27 de mayo de 1818, llegaron a la villa del Parral, a orillas del río Maule. Al avistar el pueblo, Caxaraville dividió su fuerza en dos trozos: uno, formado de milicianos, y el otro, por los granaderos. Los milicianos, mandados por DOMINGO URRUTIA, ocuparon todas las bocacalles para cortar la retirada, y Cajaraville, con sus granaderos, arremetió por retaguardia. Llegó al cuartel, puso en fuga a una parte de la guarnición y obligó al resto a encerrarse en las casas circunvecinas. Bulnes fue muerto en la pelea, cayendo con otros doscientos de los forajidos que lo acompañaban. Los restantes fueron hechos prisioneros. Este triunfo contribuyó poderosamente a quebrar fuerzas morales de los últimos realistas del Sur de Chile.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.