COMBATE DE LA FLORIDA (25/05/1814)

Los Coroneles ANTONIO ÁLVAREZ de ARENALES, gobernador intendente de Cochabamba y XAVIER WARNES, integrantes del Ejército del Norte en campaña en el Alto Perú, enviados por RONDEAU para hostigar la retaguardia de los realistas en el Alto Perú, se enfrentan en La Florida, (situada en el actual departamento de Santa Cruz, Bolivia), y vencen a una fuerza española tres veces mayor comandada por el Coronel BLANCO, quedando muertos en el campo de batalla el jefe realista y 100 de sus efectivos, salvándose  tan sólo tres oficiales y nueve soldados. Fueron hechos prisioneros 99 soldados españoles y se capturaron dos banderas realistas, 2 cañones, 200 fusiles, habieno sufrido 1 muerto y 21 heridos

Ya finalizando la batalla de La Florida, avanzando imprudentemente sobre el camino principal, el coronel ÁLVAREZ DE ARENALES acompañado por su ayudante, el teniente APOLINARIO ECHEVERRÍA, fueron  rodeados por una partida de once soldados españoles y allí libró uno de los combates legendarios de la guerra por la Independencia, acaso el episodio más heroico y emocionante que registra la epopeya argentina:

Los patricios desenvainaron sus sables y habilísimos en el manejo del arma resistieron el ataque. Uno de los enemigos le disparó un balazo a ARENALES y al advertirlo, el Teniente ECHEVARRÍA cubrió generosamente el cuerpo de su jefe, cayendo exánime atravesado por el proyectil. El desigual combate duró unos minutos más, hasta que el vencedor de La Florida cayó al suelo, totalmente cubierto de sangre que manaba abundante de catorce heridas, las más graves inferidas en su rostro y su cabeza. Los españoles lo abandonaron creyéndolo muerto y ya entrada la tarde fue hallado por una patrulla de sus soldados, quienes lo recogieron y lo condujeron a pulso a la misión de Pinay.

Fray JUSTO SARMIENTO atendió al herido y la naturaleza vigorosa del paciente pudo más, salvándose de una muerte segura. Al cabo de un mes pudo elevar al Gobierno el parte de la batalla que lo inmortalizó. Después de esta acción, Arenales, que recibió 14 heridas en combates cuerpo a cuerpo contra 11 soldados enemigos que lo rodearon, fue ascendido a General y el gobierno de Buenos Aires premió, a los sargentos, cabos y soldados que intervinieron en la acción con un escudo honorífico de paño, en el que fue inscripta la leyenda A LOS VENCEDORES EN LA FLORIDA”.

.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.