COMBATE DE ACOYTE (13/02/1818)

COMBATE DE ACOYTE. Veinte guerrilleros de GÜEMES al mando de JUAN ANTONIO RUIZ infligen una terminante derrota a una unidad del célebre regimiento español de Extremadura, al mando del General realista OLAÑETA. Cuando en 1818, Olañeta, jefe de vanguardia del ejército realista emprendió la retirada, después de realizar las correrías de enero de ese año, y de saquear la ciudad de Jujuy, Güemes lo siguió hasta Yavi, molestándole continuamente con sus guerrillas y uno de esos combates, librados durante esta retirada, tuvo lugar en Acoyte y ha quedado grabado en los anales militares de nuestro país, pues en ese lugar, doscientos soldados veteranos del célebre regimiento español de Extremadura, desprendidos del ejército de Olañeta, recibieron la misión de contener y diseminar las molestas partidas argentinas, pero fueron derrotados por veinte guerrilleros mandados por el comandante JUAN ANTONIO RUIZ, dejando en el terreno del combate seis muertos, dieciocho prisioneros, entre ellos un oficial, y cuarenta fusiles. Olañeta, para vengar esta derrota, hizo matar a algunos paisanos indefensos (varias mujeres entre ellos ) y aplicar la pena de azotes al capitán de naturales, TORITALAY. Cuando DE LA SERNA propuso a Güemes un canje de prisioneros, el jefe salteño protestó de aquellos excesos en los siguientes términos: “Sabe V. E. que yo he hecho la guerra sin traspasar los límites de ella, y que he respetado a la humanidad doliente. “Esto mismo exijo de V. E., si no por justicia, al menos por reciprocidad.” Combates como el de Acoyte, más que por el daño causado por los patriotas al enemigo, son dignos de memoria, porque demuestran con que admirable tesón y constancia combatía el pueblo en defensa del territorio patrio, disputándolo a los realistas palmo a palmo y roca a roca.

El siguiente es un  texto enviado por el señor Raúl Ruíz de los Llanos:

El Combate de Acoyte, ocurrido el 13 de febrero de 1818 (*), fue un enfrentamiento en el marco de la guerra gaucha, en el que 20 gauchos comandados por Bonifacio Ruiz de los Llanos, y pertenecientes a las fuerzas del general Martín Miguel de Güemes, derrotaron a una columna de 200 hombres del ejército realista español del general Olañeta. El suceso tuvo lugar cerca del pequeño pueblo de Acoyte, en el extremo noroeste de la Provincia de Salta.

El coronel Bonifacio Ruiz de los Llanos, a partir de 1815 revistaba en las partidas gauchas del entonces coronel Güemes, y fue ascendido a teniente 1º, a la vez que fue designado Segundo Jefe del Escuadrón Gauchos del Valle de Cachi. Poco después, debido a su intrepidez, fue trasladado al comando de los Infernales con el grado de capitán, a cuyo frente participó de las acciones de 1817 contra José de La Serna. Un año después habría de encontrarse en el triunfo de Acoyte con el que se hizo acreedor del título de “intrépido” y el ascenso al grado de teniente coronel.

También los capitanes José Gabriel Ontiveros y don Juan Esteban Tapia, tuvieron un papel importante en el combate de Acoyte (Santa Victoria) Estos 20 Guachos Guerreros derrotaron a la división del Regimiento de Extremadura “causándoles 6 muertos, 5 heridos, 18 prisioneros, incluso el oficial que los mandaba y tomándoles una gran cantidad de armas y pertrechos. En el parte de Güemes se destaca particularmente la valentía del comandante Ruiz, de capitán Valdivieso y del Alférez Aparicio.

En Buenos Aires, existe la Estación Acoyte, ubicada sobre una de las principales avenidas de la ciudad, la Av. Rivadavia, en la intersección con la Av. Acoyte, en el barrio de Caballito. También existe la calle Acoyte en el barrio Alto General Paz de la capital cordobesa.

(*) Por error algunos historiadores dan esta fecha como sucedida el 11 de febrero, pero la exacta es la consignada (13), ya que así lo establecen los Partes de Batallas del Archivo

6 Comentarios

  1. lopez carlos maria

    Nunca termino de aprender o comprender, la actitud, sangrienta y cruel de los conquistadores españoles.Tomar venganza ante inocentes, por no saber defenderse en el campo de batalla, muestra su felonìa.
    Pero si revisamos la historia, durante la ” Santa Inquisiciòn”, uno de los tormentos, es lo que ahora se conoce como ” el submarino hùmedo”.
    Crueles con el Inca, con Caupolican, con los Quilmeños, no me deberîa asombrar.
    Pero al leer lo causado ha Toritolay,aumenta mi incomprensiòn.

    Responder
    1. Horacio

      Señor López: Coincido plenamente con usted y aprovecho para recordarle que en la Historia de la Humanidad, no sólo los conquistadores españoles dieron muestras de ese salvaje y cruel comportamiento. En todas las épocas, en todos los escenarios y en todas las ocasiones en las que el hombre participó, ya sea buscando su gloria o el poder, en las gestas que se sucedieron desde que se pobló la tierra, la crueldad, la maldad y la indiferencia al dolor ajeno, han sido su estigma. Mal que nos pese, la naturaleza del hombre es así y sólo siglos empleados en el control de sus instintos primarios, nos han permitido despojarnos en parte de esa innoble esencia y mostrarnos hoy como seres civilizados, aunque aún hoy, esa crueldad de los conquistadores españoles que hoy le espanta a usted, se continúa incrustada en los hombres que con sus leyes matan de hambre a poblaciones enteras, en hombres que con sus ambiciones de poder, llevan a la guerra a generaciones enteras, en hombres cuya cruel ambición, trafican con drogas, destruyendo la vida de millones de jóvenes. Es horrible pensar así, pero más horrible es que la realidad de nuestro mundo, sea la que me obliga a pensar así. Con todo mi respeto, Horacio.

      Responder
  2. Raúl Ruiz de los Llanos

    El Combate de Acoyte, ocurrido el 13 de febrero de 1818 (*), fue un enfrentamiento en el marco de la guerra gaucha, en el que 20 gauchos comandados por Bonifacio Ruiz de los Llanos, y pertenecientes a las fuerzas del general Martín Miguel de Güemes, derrotaron a una columna de 200 hombres del ejército realista español del general Olañeta.

    El suceso tuvo lugar cerca del pequeño pueblo de Acoyte, en el extremo noroeste de la Provincia de Salta.

    El coronel Bonifacio Ruiz de los Llanos, a partir de 1815 revistaba en las partidas gauchas del entonces coronel Güemes, y fue ascendido a teniente 1º, a la vez que fue designado Segundo Jefe del Escuadrón Gauchos del Valle de Cachi. Poco después, debido a su intrepidez, fue trasladado al comando de los Infernales con el grado de capitán, a cuyo frente participó de las acciones de 1817 contra José de La Serna. Un año después habría de encontrarse en el triunfo de Acoyte con el que se hizo acreedor del título de “intrépido” y el ascenso al grado de teniente coronel.

    Tambien los capitanes José Gabriel Ontiveros y don Juan Esteban Tapia, tuvieron un papel importante en el combate de Acoyte (Santa Victoria) Estos 20 Guachos Guerreros derrotaron a la división del Regimiento de Extremadura “causándoles 6 muertos, 5 heridos, 18 prisioneros, incluso el oficial que los mandaba y tomándoles una gran cantidad de armas y pertrechos. En el parte de Güemes se destaca particularmente la valentía del comandante Ruiz, de capitán Valdivieso y del Alférez Aparicio.

    En Buenos Aires, existe la Estación Acoyte, ubicada sobre una de las principales avenidas de la ciudad, la Av. Rivadavia, en la intersección con la Av. Acoyte, en el barrio de Caballito. También existe la calle Acoyte en el barrio Alto General Paz de la capital cordobesa.

    (*) Por error algunos historiadores dan esta fecha como sucedida el 11 de febrero, pero la exacta es la consignada (13), ya que así lo establecen los Partes de Batallas del Archivo General de la Nación.

    Responder
    1. Horacio

      Señor Ruíz de los Llanos: Ya hemos corregido la fecha según su aclaración y hemos agregado en nuestro informe, el texto que usted nos enviara. Le agradecemos su colaboración.

      Responder
  3. norberto

    ” HE HECHO LA GUERRA ,SIN TRASPASAR LOS LÍMITES DE ELLA “.-IGUALITO A VIDELA .

    Responder
  4. Anónimo

    Videla sera reconocido por la RAE como sinonimo de canalla, falto de compasión, cobarde por ha-
    berse ensañado con sus compatriotas y torturador de mujeres y niños.-

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.