CHILLUDO

Al pelo lanoso, lacio, desparejo, muy delgado y descolorido, que les crece a los animales, especialmente los caballos, mulas y asnos, sin que esto signifique excluír a otras especies, cuando han pasado el invierno, sueltos en el campo, se lo llama “chilla” y su derivado chilludo se aplica al animal que se encuentra en esa condiciones por lo que presenta un aspecto  muy desagradable y desprolijo . Parece ser que esto es una forma de defensa que la naturaleza les brinda para que puedan defenderse mejor de los rigores del frío y de la lluvia que deben soportar, durante largos meses o que esta nueva pelambre obedece a la muda o cambio natural de pelo, que produce periódicamente en los animales. Por extensión se acostumbra llamar “chilludos” a las personas, que tienen el pelo largo, desprolijo y descuidado (ver “Voces, usos y costumbres del campo”).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.