LA CASA DE CONTRATACIÓN (1503)

Para la gestión inmediata y el manejo práctico de los asuntos económicos coloniales, los soberanos españoles crearon la Casa de Contratación,  subordinada al Consejo de Indias. Fundada en Sevilla en 1503, representaba una especie de Ministerio de Comercio para las Indias, con responsabilidad sobre todos los aspectos relativos a la navegación, comercio y al efectivo traslado de personas, barcos y mercaderías a las colonias españolas en América. Poseía por ello, atributos judiciales y juzgaba los negocios civiles, comerciales y criminales a que daban lugar las relaciones mercantiles entre España y sus colonias, pero sus decisiones podían apelarse ante el Consejo de Indias.

Debía inspeccionar todo lo relativo al comercio con las Indias, señalar las mercancías que podían remitirse y las que debían ser devueltas. Señalar el día en que salían las flotas, fijar el flete y el tamaño de los barcos, su equipo y su destino, por lo cual, funcionaba en un gran edificio proporcionado a sus tareas y amplios depósitos para poner en buen recaudo el oro, la plata, las joyas y otros tesoros enviados desde las Indias. En razón de que ningún buque extranjero podía comerciar con los puertos americanos, ya que sólo los buques españoles debidamente autorizados por la Casa de Contratación podían efectuarlo, llevaba un registro con el nombre, tamaño, armamento, clase de carga y destino; de todas aquellas naves autorizadas para hacerlo (eran los llamados “buques de registro), gestión que le permitía ejercer el más rí­gido y exclusivo monopolio.comercial. De gran importancia durante el siglo XVI y principios del siglo XVII, llegó a tener una excelente escuela de navegación, pero sus funciones fueron gradualmente asumidas por los Consulados y eso, sumado a la rémora que significaba el monopolio mercantil, marcaron el comienzo de su declinación. En 1722 pasó a Cádiz, pero allí se acentuó su inoperancia, por lo que, al perder toda significación, finalmente fue suprimida en 1790

Su papel dentro de la historia argentina fue relativamente pobre, a excepción de su apoyo y dirección de las primeras exploraciones de VESPUCIO, DÍAZ DE SOLÍS y SEBASTIÁN GABOTO, quienes ocuparon el cargo de Piloto Mayor en la Casa de Contratación y de su asistencia a PEDRO DE MENDOZA, primer adelantado y a otras empresas colonizadoras provenientes de España. Más que otras colonias españolas en América, las áreas de Tucumán y Río de la Plata, sólo sintieron la influencia de la Casa indirectamente, a través de su control sobre los galeones y el monopolio mercantil por vía del Perú, ante el cual los comerciantes del Río de la Plata reaccionaron con un comercio de contrabando ampliamente desarrollado por ellos mismos. En el momento en que fue establecido el Consulado de Buenos Aires en 1794, la Casa de Contratación ya no existía.(ver Las Instituciones Hispanoamericanas)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.