EL CARGUERO

Como le resultaba muy incómodo llevar elementos de cierto bulto, los hombres de campo, cuando viajaban a caballo, llevaban a tiro de cabestro otro animal que llamaban carguero.  En él, ubicaban dos sacos dobles que caían a ambos costados del animal. Se llamaban “alforjas” y éstas, podían se reemplazadas por las “árganas”,  una especie de cilindros de cuero abiertos en uno de sus extremos, que eran cargados sobre el caballo carguero (ver “usos y costumbres del campo”).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.