EL BUCHE

El buche era en los tiempos pasados, lo que hoy llamamos el baúl o el portaequipaje de nuestro automóvil. La enorme duración de los viajes en épocas pasadas, a través de los campos en la República Argentina, hacía que los carreteros se las ingeniasen para aumentar al máximo la capacidad de carga en sus vehículos y así, como el jinete dispuso que lo acompañara “un caballo carguero”, para llevar su exceso de equipaje, los conductores de carretas y otros vehículos, incorporaron a los mismos, una especie de abolsamiento, hecho con cueros, unidos entre sí y asegurado con lonjas del mismo material, en las partes delanteras y traseras de sus vehículos (pescante y culata respectivamente). Estas grandes bolsas o depósitos auxiliares, prolongaban así el piso y su forma  combada , sobresalía del cuerpo principal del vehículo, como sobresale el buche de ciertas aves que comen con exceso, semejanza que determinó, que se llamara “buche” a estos antigüos portaequipajes.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.