BOTAFOGO, EL CABALLO DEL PUEBLO (17/11/1918)

El caballo pura sangre de carreras Botafogo, renombrado como el caballo del pueblo, venció a Grey Fox en la carrera más sensacional que recuerda la historia del turf argentino. Botafogo fue un caballo de leyenda, famoso incluso entre los que nunca se interesaron por las carreras. En 1916 el haras El Moro llevó a remate un lote de 10 potrillos hijos de Old Man. Botafogo estaba entre ellos y se lo ubicó en el séptimo lugar de la subasta porque tenía un tic en uno de sus remos. Sin embargo se vendió en 25.000 pesos, un récord para la época, y fue comprado por DIEGO DE ALVEAR. El caballo fue puesto en manos del experto cuidador FELIPE VIZCAY, pero como el problema persistía, su dueño quiso deshacer la operación y devolverlo. Por suerte para él, los antiguos propietarios no aceptaron anular la compra. Bajo la dirección de su cuidador Botafogo empezó a demostrar extraordinarias condiciones, y el primero de marzo de 1917 debutó ganando fácilmente en el premio Guillermo Kemmis. Desde entonces no paró de ganar y durante éste su primer año de actividad,  triunfó en 11 carreras sin dejar a sus rivales ninguna esperanza de revancha, incluyendo la obtención de la Cuádruple Corona de la hípica argentina. Su fama llegó a ser tan grande que muchas veces sus adversarios desertaban de la carrera porque se consideraban vencidos de antemano. Generalmente Botafogo cruzaba el disco con un cómodo galope mientras allá a lo lejos quedaban sus competidores. El 3 de noviembre de 1918, para el Gran Premio Carlos Pellegrini, parecía que Botafogo no tendría rival. Sin embargo, el tordillo Grey Fox se mantuvo cerca del crack y, ante la angustia de la multitud, le ganó por un cuerpo y cuarto. Dicen que Botafogo no estaba bien preparado, pero lo cierto es que la derrota parecía inaceptable y Alvear, que afirmaba “mi caballo no puede perder”, reclamó una revancha. Y el 17 de noviembre de 1918, por primera vez el Hipódromo Argentino fue escenario de una carrera particular y pocas veces estuvo tan repleto de gente. Los propietarios apostaron 10.000 pesos que debían donar para beneficencia. Botafogo triunfó por más de 50 metros marcando un récord mundial para los 3.000 metros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.