BOLEARSE

Bolearse significa caerse uno solo, sin haberse enredado en algo o que alguien haya provocado la caída. Por extensión, en nuestro campo se dice que durante la “doma” suele suceder que un potro, al alzarse sobre sus patas traseras con demasiada violencia, pierda el equilibrio y caiga hacia atrás, golpeando el lomo contra el suelo. A eso también se lo llama “bolearse”, es decir, enredarse y caerse uno solo, sin que lazo o boleadora alguna haya provocado la caída. Los domadores tienen una especial habilidad para darse cuenta instintivamente de cuándo el animal que montan se va a “bolear” y esquivan el peligro de ser arrastrados en la caída, dejándose caer rápidamente por el costado, pero sin soltar el cabestro, para evitar que el potro se dispare, cuando logre levantarse. También suele escucharse que alguien “anda boleado”, definiendo a la persona que anda desorientado, sin rumbo, como perdida..

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.