BLOQUEOS DE BUENOS AIRES (10/09/1810)

BLOQUEOS DE BUENOS AIRES. A lo largo de su historia, primero como Estado egemónico y luego como provincia a integrada a la Nación, Buenos Aires fue sometida al bloqueo en varias oportunidades, como medio de presión durante las controversias que mantuvo con distintos oponente, que se vieron afectados por su posición de irreductible independencia y pretención de liderazgo.

Primer Bloqueo. Elío impone el primer bloqueo que sufre el puerto de Buenos Aires.
Producida la Revolución de Mayo, el no reconocido virrey del Río de la Plata, Javier de Elío, recurrió a la flota inglesa que estaba apostada en el puerto de Montevideo, para disponer el bloque de la ciudad de Buenos Aires, intimando a sus recientemente nombradas autoridades a deponer su actitud de rebeldía y a acatar la autoridad de Fernando VII. El bloqueo se hizo efectivo el 10 de setiembre de 1810, y fue levantado el 16 de octubre del mismo año, por gestión de Lord Strangford, ministro inglés en Río de Janeiro, al considerar que esa situación afectaba los intereses de Gran Bretaña y perjudicaba su actividad comercial con estas colonias.

Segundo Bloqueo impuesto por España apoyada por Gran Bretaña.
En marzo a septiembre de 1811 nuevamente las autoridades españolas de Montevideo establecen el bloqueo de Buenos Aires, otra vez apoyados por la escuadra inglesa, que en virtud de la alianza que había establecido Inglaterra con España, reconocen la autenticidad del Consejo de Cádiz y su derecho a imponer su autoridad a la colonia rebelde de Buenos Aires. El bloque fue levantado debido a los esfuerzos diplomáticos de los ingleses (que nuevamente veían afectados sus intereses comerciales) y a las actividades de los patriotas en el Uruguay, que imponían no distraer esfuerzos en dos frentes simultáneos.

Tercer Bloqueo impuesto por el imperio de Brasil.
Declarada la guerra con Brasil el 10 de diciembre de 1825, el imperio impuso el bloqueo total de todos los puertos y costas de la República Argentina el 27 de agosto de 1828 y no obstante las protestas de los países neutrales, por ser ésta ilegal, y la vigorosa acción naval argentina, el bloqueo no fue levantado hasta que se firmó la paz, lo que ocasionó la reducción drástica de la navegación y de la actividad comercial en el Río de la Plata: De cuatrocientos noventa y dos barcos que habían entrado en el puerto de Buenos Aires en 1823, se pasó a treinta en 1826, cuarenta u uno en 1827 y a sesenta y dos en 1828, sin contar a los movidos por los contrabandistas. La medida afectó además el crédito y la vida financiera tanto de Brasil como de la Argentina y arruinó el desarrollo de los planes de colonización de Rivadavia.

Cuarto Bloqueo francés al Puerto de Buenos Aires.
Durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, hubo dos bloqueos. El primero impuesto por Francia, sin declaración de guerra previa, desde marzo de 1838 hasta octubre de 1840, Impuesto por el almirante francés LEBALNC, a raíz del desconocimiento de los requerimientos del vicecónsul Aimé ROGER y de la intimación hecha el 24 de ese mes y año, gestiones ambas realizadas en rechazo a la obligación de prestar servicios militares obligatorios impuesta a los súbditos franceses por Rosas y otros incidentes vinculados con el tratamiento del gobierno de Buenos Aires para con los residentes franceses, que sólo sirvieron como excusa. A raíz de esta medida, la navegación extranjera fue restringida y el bloqueo provocó graves perjuicios a la economía del país, paralizando por completo la importación y la exportación de los productos regionales, operando una restricción general en todas las relaciones de comercio, en tanto las necesidades subsistían en un país nuevo, despoblado, sin industrias y cuya principal riqueza provenía de la campaña, asolada además por la sequía del año 1836. Pero no solo en la economía tuvo influencia este bloqueo, ya que Francia se solidariza con los opositores de Rosas y ofrece su ayuda a éstos y en diciembre de 1838, se concertó una alianza defensiva y ofensiva entre Francia, representada por el ciudadano Morteguy, encargado de negocios francés en Montevideo, Fructuoso Rivera, a cargo del gobierno uruguayo y el Gobernador de Corrientes, Berón de Astrada con el objetivo de derribar a Rosas, pero el plan finalmente fracasó, debido a los repetidos y graves contrastes que sufrían las fuerzas unitarias en su lucha con los federales de éste. Finalmente el 29 de octubre de 1840, se firmó el Tratado “Arana-Mackau”, que dispuso el cese del bloqueo y la paz con Francia, situación que fue rápidamente aprovechada por los mercaderes: Seiscientos sesenta y dos barcos mercantes entraron en el puerto de Buenos Aires y entre ellos, los primeros barcos españoles que lo hicieron en aquellos años.. Pero las relaciones de Rosas con el gobierno de Francia, siguieron siendo tumultuosas y se tensaron más aún, cuando más tarde, el caudillo federal ordenó poner en prisión al ciudadano francés HIPÓLITO BACLE, acusándolo de conspirador

Quinto Bloqueo anglo-francés.
Fue impuesto por los gobiernos de Inglaterra y Francia, en represalia al bloqueo impuesto por Rosas en abril de 1843 al líder uruguayo Fructuoso Rivera, alzado éste en armas contra el gobernador de Buenos Aires, aliado con los caudillos del Litoral Después de ordenarle al general ORIBE que dispusiera el sitio de Montevideo, en febrero de 1843, ROSAS declaró el bloqueo de ese puerto y ante la certeza de que las naves que quisieran burlarlo, remontaran el Paraná, dispuso fortificar la orilla occidental de esta vía, al norte de la provincia de Buenos Aires, cerca del paraje conocido como “Vuelta de Obligado” y cerrada la navegación a lo largo de todo este río y del Uruguay. Ante el peligro de un inminente fracaso que estas medidas le provocarían a su campaña antirosista, RIVERA y los emigrados argentinos, pidieron ayuda militar a Inglaterra y Francia, cuyos representantes (Ouseley y Deffaudis), se entrevistaron con ROSAS, siendo despachados por éste, sin atender a las pretensiones que le presentaron. Ofendidos y frustrados, en nombre de sus respectivos gobiernos, el 18 de setiembre de 1845 dispusieron el bloqueo al puerto de Buenos Aires El bloqueo impuesto por medio de una gran flota anglo francesa al mando del almirante LEBLANC, fue ineficiente en su ejecución y los contrabandistas, tanto argentinos como extranjeros, continuaron con sus actividades utilizando brechas que ofrecía la escuadra francesa y otros puertos fluviales. Montevideo se benefició legitimando el comercio británico en aguas del Río de la Plata y el general San Martín censuró severamente este nuevo intento extranjero por conquistar estas tierras. En el transcurso de este conflicto mantenido con las dos grandes potencias europeas, llegaron a Buenos Aires los mediadores ingleses SAMUEL HOOD y JUAN HOUDEN y el francés ALEJANDRO WALESKY, quienes finalmente llegaron a un acuerdo con ROSAS y el 15 julio de 1847 el bloqueo fue levantado en razón aparente de su probada ineficacia, pero ciertamente lo fue, considerando los perjuicios que esta medida le provocaba al comercio inglés y francés, con estas colonias.

Sexto Bloqueo dispuesto por Urquiza.
El 20 de junio de 1853, la Confederación Argentina, liderada por Justo José de Urquiza, dispone el bloqueo de Buenos Aires para doblegar su resistencia a incorporarse a la Confederación. El bloqueo fracasó cuando las fuerzas navales que ´debían establecer el bloqueo, se pasaron al bando porteño. 6º. Bloqueo de Buenos Aires dispuesto por Carlos Tejedor. Durante la disputa que estalló entre la provincia de Buenos Aires, gobernada por el doctor Carlos Tejedor y la Nación presidida por el doctor Nicolás Avellaneda, originada por el rechazo del primero a la sucesión como Presidente de Julio Argentino Roca y a la federalización de Buenos Aires, el 8 de mayo de 1880, el doctor Tejedor ordenó el bloqueo de la ciudad de Buenos Aires para evitar el suministro de armas de su oponente. El 22 de junio de ese año, el bloqueo se quebró y poco después la revolución fue vencida. Roca fue electo presidente y Buenos Aires fue finalmente federalizada ese mismo año.

1 Comentario

  1. Anónimo

    cual es la causa de los bloqueos a Buenos Aires?

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.