BARRIO “LINIERS” (01/11/1887)

El 1º de noviembre de 1887 se inauguró la estación Liniers del llamado entonces Ferrocarril de la Provincia, dando nacimiento al barrio porteño del mismo nombre. La actual avenida Rivadavia –en el tramo que corresponde al barrio de Liniers,- era, en los tiempos de la Colonia, el camino a Morón. En sus márgenes se levantaban pulperías y fondas donde paraban los troperos y la más conocida de ellas fue “La Blanqueada”, lugar de encuentro de los más célebres payadores de la época. Como muchos barrios de la ciudad, Liniers, que era casi una zona de campo, surgió con la extensión de las líneas del tren. En 1872 se instalaron en el lugar los talleres del ferrocarril y en el mismo año FRANCISCO SOSA donó una manzana para que se levantara la estación. Según algunas versiones, la estación fue bautizada Liniers porque en la zona se encontraba un saladero propiedad del hermano de SANTIAGO DE LINIERS, el marino francés héroe de la Reconquista y virrey del Río de la Plata. Los terrenos cercanos a la estación se fueron subdividiendo y en ellos se instalaron, al principio, muchas familias de inmigrantes italianos.  En 1920 se llevó a cabo un plan de construcción de casas económicas llamado RAMÓN FALCÓN que le cambió la cara al barrio con la urbanización de la zona norte. En la actualidad este lugar es un importante centro comercial y de comunicaciones de donde parten muchas líneas de transporte. En Liniers se encuentra el Templo de San Cayetano, el patrono del pan y del trabajo, que todos los 7 de agosto trae una multitud de peregrinos. Entonces el barrio se convierte por algunas horas en una verdadera radiografía de las necesidades y carencias que afectan a todo el país (ver “Barrios, calles y plazas de la Ciudad de Buenos Aires” editado por el Instituto Histórico de la ciudad de Buenos Aires).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.