BAR LA TACITA (1919)

Estaba ubicado en la esquina de las calles Inclán y Boedo y comenzó a funcionar en 1919, cuando un señor turco de nacimiento, puso allí una vinería para vender vino suelto a los parroquianos que se acercaban al lugar para “tomarse una copa” acompañada por una rica “picada”. Con piso de madera, mostrador cubierto con estaño y los clásicos toneles con “espita” a la vista, el negocio marchaba viento en popa, hasta que al gobierno, en 1928, se le ocurrió que durante los “días de partido”, no se podía expender vino en diez cuadras a la redonda de los estadios de fútbol. Su cercanía con el estadio del Club San Lorenzo, hacía pasible de gruesas multas a nuestro querido turco y cómo se las ingenió para eludir los rigores del Edicto policial que amenazaba con terminar con su negocio ?.  Pues comenzó a expender el vino, servido en tacitas y a partir de entonces no era raro, ver a sudorosos hinchas, pañuelo con cuatro nudos cubriendo sus cabezas, o a malevos y cuchilleros vecinos, con “funyi” y pantalón de fantasía, tomando tranquilamente su vinito, como si estuvieran tomando el té con sus amigos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.