BANDO DE SAN MARTÍN AL DESEMBARCAR EN LA BAHÍA DE PARACAS (08/09/1820)

En la mañana del 8 de setiembre de 1820, la primera división del Ejército Libertador del Perú, al mando del general  LAS HERAS, desembarca en la Bahía de Paracas (Perú) y a las 19 horas el pueblo fue tomado sin encontrar resistencia. El 13 de ese mes ya estaba en tierra el grueso del ejército y acampaba en el valle de Chincha.

Al poner pie en tierra peruana, el general SAN MARTÍN se dirigió a sus soldados diciéndoles: “Ya hemos llegado al lugar de nuestro destino y sólo falta que el valor consuma la obra de la constancia. Acordaos de que nuestro gran deber es consolar a la América y que o venís a hacer conquistas, sino a liberar pueblos”

“Los peruanos son nuestros hermanos. Abrazadlos y respetad sus derechos como respetásteis los de los chilenos, después de la batalla de Chacabuco. El que robase o tomase por valor de dos reales para arriba, será pasado por las armas, previo Consejo de Guerra verbal sobre el tambor. El que derramase una sola gota de sangre fuera del campo de batalla, será castigado con la pena del talión. Todo insulto contra los habitantes del país, fuesen americanos o europeos, o exceso contra la moral pública y sus costumbres, serán castigados hasta con la pérdida de la vida”.

“Acordaos, decía, al terminar su severo Bando, “que toda América os contempla y que sus grandes esperanzas penden de que acreditéis la humanidad, el coraje y el honor que os han distinguido siempre, donde quiera que los oprimidos han implorado nuestro auxilio”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.