Bajador

Algunos caballos de silla (y algunas vacas por un defecto de constitución  o por mañas adquiridas), suelen bajar la cabeza, para luego alzarla con violencia, en un movimiento intermitente y de ángulo muy pronunciado, generando serios peligros para el jinete, que desprevenido puede recibir un violento golpe en la cara. A estos caballos se los llama “estrelleros”, ya que el movimiento que realizan con sus cabezas, parece indicar que quisieran subirla así para ver las estrellas. Para corregir ese defecto o por lo menos, para precaverse de sus riesgos, se usa una soga especial que se llama “bajador”. Es una correa reforzada, de factura y aplicación muy semejante a la del “cabestro”. Un extremo de estos bajadores, provisto con presilla con ojal y botón,  se abrocha en la argolla del bozal y el otro, pasándolo por entre las patas delanteras del animal, corriendo a ras del pecho o encuentro, se asegura en la parte media de la cincha. Como la longitud del “bajador” se gradúa según fuere el tamaño de caballo, éste podrá levantar su cabeza sin inconvenientes, pero jamás podrá llegar con su testuz a la cara del jinete.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.