ATISBOS DE FISIOCRACIA (1810)

Mucho se adelantaría nuestra Agricultura, si se aumentaría la población, si se quitasen los trámites que hay que correr para la compra de tierras realengas; pues como la venta es privativa del Gobernador, hay que seguir una multitud de diligencias que son bastante difíciles de conseguir, e importan más éstas que el principal. Si nuestro superior gobierno concediese la facultad al Cabildo para venderlas a precios acomodados, no dudamos que con el aumento de la población, y agricultura, a más de dilatarse nuestras fronteras, se aumentaría igualmente el Real Erario, aprovechándose los terrenos fera­ces que están desiertos, por la dificultad de poderlos comprar (“Documentos del Archivo del general Belgrano”, Museo Mitre, ver.La Fisiocracia, una opción de Belgrano).

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.