ASESINATO DE BERNARDO DE MONTEAGUDO (28/01/1825)

Ya entrada la noche de este día, fue asesinado, en la solitaria calle de San Juan de Dios, de Lima, el doctor BERNARDO DE MONTEAGUDO, eminente argentino y uno de los hombres más lúcidos que tuvo la causa de la independencia americana. En 1826, pocos meses después de su regreso a Lima, acompañando al Libertador, acabó miserablemente su agitada vida. Tenía solamente 39 años la noche en que fue atacado por dos negros llamados CANDELARIO ESPINOSA Y RAMÓN MOREIRA, frente al convento de San Juan de Dios, en Lima. Monteagudo murió instantáneamente y aunque se sabía que era un crimen por encargo, jamás se logró develar el nombre del que lo ordenó. La muerte de Monteagudo, que ha quedado envuelta en el misterio, fue atribuida por unos, a una venganza particular, mientras que otros, los más, la creyeron originada en resentimientos políticos. Cuando atraídos por el grito de la víctima, acudieron algunos vecinos, sólo encontraron un cadáver que, siguiendo la piadosa costumbre de aquellos tiempos, levantaron y depositaron en el pórtico del próximo convento de San Diego. Monteagudo es, de todos los hombres que actuaron en la época de la Independencia, uno de los que más discutidos han sido. Sea cual fuere la opinión que sobre sus grandes defectos se tenga, nadie podrá negarle un superior talento y un grande y profundo amor a la causa de la Independencia americana. Periodista de alto vuelo, en la “Gaceta de Buenos Aires”, y en “Mártir o Libre”, que sucesivamente redactó, fue un continuador y propagandista del credo democrático de MARIANO MORENO.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.