ANTONIO LUIS BERUTI INTIMA AL CABILDO EL CUMPLIMIENTO DE LA VOLUNTAD POPULAR (25/5/1810)

ANTONIO LUIS BERUTI INTIMA AL CABILDO EL CUMPLIMIENTO DE LA VOLUNTAD POPULAR. En la mañana del 25 de mayo de 1810, se hallaban reunidos en casa de RODRÍGUEZ PEÑA los líderes del movimiento popular de mayo de 1810, cuando se presentó el Comandante MARTÍN RODRÍGUEZ trayendo noticias del estado de indecisión y desaliento en que se hallaban los cabildantes, que a pesar de que CISNEROS ya había firmado su renuncia el día anterior, poniendo como testigos a SAAVEDRA Y CASTELLI, seguían deseosos de mantener al virrey a toda costa al frente de los negocios públicos y no se atrevían a convalidar esa renuncia. Rodríguez Peña manifestó que era llegado el momento de imponer la voluntad del pueblo a los titubeantes miembros del Cabildo de Buenos Aires y para ello, entregándole una lista con los nombres de quienes habían sido elegidos para integrar la Primera Junta de Gobierno Patrio, comisionaron a BERUTI para que les intimase el estricto cumplimiento de los acuerdos del Congreso del 22. BERUTI se introdujo a viva fuerza en la Sala de Sesiones del Cabildo y les manifestó a los en ella reunidos: “Que el Cabildo había faltado a su deber traicionando el encargo que se le hizo y que el pueblo ya no se contentaba con la destitución del virrey sino que ahora, ya mismo, quería que se instalara la Junta que se había dispuesto formar el 22. Y tomando una pluma, escribió los nombres de aquellos que sus compañeros de lucha le habían indicado y alargándole la lista al Alcalde, le dijo: “Estos son los nombres de los que inspiran confianza al pueblo y a los que el pueblo nombrará (1). Los miembros del Cabildo, aún renuentes a satisfacer las demandas de Beruti, llamaron a los jefes de las tropas militares para asegurarse de su apoyo. Los comandantes respondieron que no sólo no podían sostener al gobierno, sino que ni aun podrían sostenerse a sí mismos. Agotados entonces todos sus recursos e intimidados por la actitud del joven enviado y por los rumores amenazantes que surgían de la multitud de vecinos que con sus distintivos blancos y celestes iban llenando la plaza, cedieron y la lista presentada por Beruti fue leída y proclamada por el escribano-Secretario del Ayuntamiento, JUSTO JOSÉ NÚÑEZ, entre las delirantes aclamaciones de los patriotas que colmaban la Plaza de la Victoria. (1) En esta lista, que había sido redactada en la casa de Rodríguez Peña figuraban CORNELIO SAAVEDRA, MANUEL BELGRANO, EL PRESBÍTERO MANUEL ALBERTI, JUAN JOSÉ CASTELLI, MIGUEL AZCUÉNAGA, DOMINGO MATÉU y JUAN LARREA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.