CIUDAD DEL NOMBRE DE JESÚS” (21/10/1520)

El Cabo Vírgenes fue descubierto por Hernando de Magallanes el 21 de octubre de 1520, día de las Once Mil Vírgenes y allí se erigió la primera fundación que existió en la Patagonia: fue la llamada “Antigua Ciudad del Nombre de Jesús”, un poblamiento que tuvo un destino trágico: el clima inhóspito, la enorme dificultad para conseguir alimentos y diversas calamidades,  hicieron que todos sus primeros pobladores,  murieran desnutridos o enfermos. Muy pronto no quedó nadie en “Nombre de Jesús” e igual destino le esperaría a Puerto Hambre, asentamiento cercano, que también desapareció prontamente, debido a la inclemencia  del tiempo y a lo inhóspito del lugar..

Varios siglos después, en 1876, esta punta remota del continente volvió a cobrar notoriedad; se descubrió que sus arenas guardaban un magnífico tesoro: el oro del fin del mundo. La fiebre del oro encandiló a muchos aventureros con alma de empresarios, saqueadores o corsarios, que poblaron, de manera efímera y en improvisados campamentos, toda la costa, pero pronto fueron dejando bateas y martillos. El frío, la gran distancia que los separaba de la “civilización”, pero principalmente porque el extraordinario filón, no era más que una solamente prometedora veta que fue rápidamente agotada, los fue llamando a la realidad y se alejaron del lugar, que volvió a sufrir en soledad, las teribles heladas y vientos que azotan a estas tierras del sur argentino.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.