Andar venado

Andar venado
Andar venado o “venao” era andar con el estómago vacío, o sea, sin haber comido, especialmente en horas de la mañana, cuando por cualquier circunstancia, no se había podido hacer el “almuerzo chico”, comida que se hacía en las primeras horas de la mañana, después de “cimarronear”, es decir tomar mate amargo. El modismo expresa “no haber comido cosa sólida (asado, guiso, etc.), y se aplica a todo el tiempo que dure el ayuno, ya sea porque se ande de viaje por lugares desiertos o por estar trabajando lejos “de las casas” y sin víveres a mano. La frase tiene su origen en las costumbres de los venados o ciervos, que por ser despiadadamente perseguidos, se han acostumbrado a permanecer escondidos en los montes para no ser presa de los cazadores, saliendo sólo al anochecer para comer, es decir que permanecen largas horas sin probar bocado. De ahí que “andar venado” equivale a “andar sin comer”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.