ALZAMIENTOS EN CORRIENTES (1891)

A mediados de 1891 gobierna la provincia de Corrientes ANTONIO I. RUIZ, un viejo federal que había adherido después al autonomismo y que venía enfrentando, desde principios de ese año, una fuerte oposición sostenida por los hombres de la Unión Cívica. En esta fuerza, organizada por JUAN F. TORRENT, militaban los liberales que, en el orden local, no están enrolados en la corriente oficialista.

Especialmente en los departamentos alejados de la capital correntina los opositores a RUIZ, que sufren los excesos de su autoridad, encuentran justas razones para rebelarse y este clima de lucha se agudiza cuando muchos ciudadanos de la costa del río Uruguay se ven obligados a emigrar, afectados por las inundaciones.

El 20 de julio un grupo de suboficiales, encabezado por SERVANDO GODOY, sublevan en la ciudad de Corrientes el “Batallón Provincial”, después de ultimar al. mayor ANASTASIO ALEGRE y al capitán BENJAMÍN MEZA y de apoderarse de armas y municiones. Al tomar el camino hacia el centro de la ciudad, distante unas diez cuadras del cuartel, los sublevados se encuen- con el jefe del batallón, coronel ROBUSTIANO VERA, —antiguo jordanista—, que ha marchado a  contenerlos y también lo ejecutan, en la avenida 3 de  abril. Enseguida penetran en la ciudad dispuestos en tres columnas, saquean  algunas pulperías y enfrentan a las fuerzas policiales que se habían atrincherado en el centro de la capital correntina.

Efectivos del 6 de Infantería y del 9 de Caballería son enviados por el Gobernador del Chaco, General ANTONIO DÓNOVAN para reprimir la revuelta, pero antes de que e´stos llegaran al puerto e la ciudad capital de la provincia, los insurrectos, advertidos de la imposibi*

+lidad de combatir con éxito a eta fuerza, deciden dar porterminado el intento y se desbandan , dirigiéndose la mayoría hacia el Litoral, mientras que GODOY, llega a Paso de la Patria, y desde allí pasa a Paraguay, donde se refugia. Tres meses después, en Saladas, se produce un nuevo levantamiento de la oposición,  pero esta vez termina en una masacre de los insurrectos, luego de una severa represión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.