AGÜEL

Cacique pampa cuyas tolderías se alzaban en las proximidades de las Salina Grandes y que tenía gran predicamento en todas las tribus del sudoeste bonaerense que en el año 1780, fue uno de los firmantes del Tratado de Paz con el Gobernador FRANCISCO DE BUCARELLI, efectuado en la Laguna de los Huesos, para tranquilizar la frontera sur del país. Para ello, el cacique debió concurrir a Buenos Aires para entregar a un sobrino suyo como rehén, dado que el convenio firmado, así lo establecía, a los efectos de garantizar la efectividad del Tratado. En caso de rompimiento de la paz así lograda, por parte de los indios, el cacique Agüel debía ser tomado prisionero en donde se lo encontrase y su cabeza cortada y expuesta en la picota pública, en la Guardia de Luján, como un severo escarmiento apara quienes no cumplieran con su palabra y sus Tratados. El sobrino, permanecería en rehén y si no se lograba la captura de su tío, el cacique Agüel, sería él, quien sufriera la pena establecida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.