ACTIVIDADES CIENTÍFICAS DURANTE LA CAMPAÑA DE ROSAS AL DESIERTO (1833)

A las 16.30 del 22 de marzo de 1833, desde la Guardia de San Miguel del Monte, al mando de JUAN MANUEL DE ROSAS, parte la División “Izquierda” de las fuerzas que por orden del gobernador de Buenos Aires, JUAN RAMÓN BALCARCE, debían dirigirse al desierto con la misión de combatir a los aborígenes alzados contra la autoridad y que con sus ataques a poblados y establecimientos instalados al sur de la provincia, sembraban el terror e impedían el avance de la civilización hacia esos territorios.

Iban con esos soldados, hombres de ciencia especialmente designados para efectuar observaciones astronómicas, tales como medición de longitudes y latitudes, ocultación de estrellas, declinación del sol y comprobación de los eclipses del primer satélite de Júpiter, así como registros de temperaturas, de la presión atmosférica y de la dirección de los vientos. Los accidentes topográficos debían ser anotados cuidadosamente día tras día, indicando ubicación de las montañas, el curso de los ríos y la calidad de sus aguas, las características del terreno, de sus pastos y de su vegetación en general.

Los objetivos de interés para la historia natural que se encontraran en el camino, debían ser descritos minuciosamente. Todos los elementos que parecieran de importancia científica, tale como piedras, yesos, arcillas y sales minerales o vegetales diversos, habrán de ser clasificadas convenintemente y enviadas a Buenos Aires para su posterior análisis y estudio. Además se explorarán palmo a palmo los ríos Colorado y Negro, levantándose mapas sobre el recorrido de los mismos, sus costas, su caudal de agua y sus condiciones de navegabilidad.

Entre quienes participaron de esta campaña para realizar estos trabajos se encontraban el erudito científico italiano NICOLÁS DESCALZI, el ingeniero agrónomo FELICIANO CHICLANA (hijo), algunos pilotos y marinos avezados como THORNE, BATHURST, AMORES, LYNCH, ELSEGOOD, SCAILLET entre otros y hasta el célebre CHARLES DARWIN estuvo en el campamento de río Colorado, donde realizó algunos trabajos de investigación que consignó más tarde en una de sus obras, si bien  a las observaciones de lugares, fauna, flora de la región, añadió datos peregrinos, com decir que ROSAS y sus hombres eran soldados españoles que estaban guerreando contra los indios” (Extraído de una nota de Susana B. Maceira publicada en la Revista “Todo es Historia”, Nº 79)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.