ACEVEDO Y TORINO, Manuel Antonio

(1770-1825). Sacerdote y misionero. Firmante de la Declaración de la Independencia. Nació en Salta en 1770 y se educó en el Colegio de Monserrat de la Universidad de Córdoba. En 1793, recibió su doctorado en Teología, en 1795 fue ordenado. Fue el cofundador y rector de la Escuela de Filosofía; luego asignado a los servicios religiosos entre los indios de Catamarca y los valles calchaquíes. En 1810, adhirió entusiastamente a la Revolución de Mayo. Brindó valiosa ayuda a los heridos del ejército de Belgrano después de la batalla de Tucumán y luego, en 1813, a propuesta de Belgrano, fue electo miembro del Venerable Cabildo de la Catedral de Salta, pero fiel a su vocación, continuó en su ministerio rural. En 1813, junto a su íntimo amigo y también sacerdote, Juan Ignacio Gorriti, fue designado para representar a su provincia en el Congreso de Tucumán. En tal carácter, firmó la Declaración de la Independencia y llegó a ser un fuerte partidario de la idea de restaurar la monarquía incaica. Permaneció en el Congreso aun después de su traslado a Buenos Aires y trabajó intensamente por el establecimiento de escuelas primarias en las zonas rurales y en 1817, presidió la ceremonia con la que el Congreso le rindió honores a San Martín, tras su victoria en Chacabuco. Durante la anarquía que se produjo en 1820, estuvo en prisión brevemente y luego marchó nuevamente a convivir algunos años más con sus indios de Catamarca. En 1824, regresó a Buenos Aires para integrarse al Congreso Constituyente de ese año y un año después, en 1825, falleció.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.