ABREU Y FIGUEROA, Gonzalo de

(1535-1581). Conquistador español, Gobernador del Tucumán entre 1574-1580. Nació en Sevilla en el seno de una familia noble. En 1570 el rey FELIPE II lo designó Gobernador del Tucumán, pero tardó tres años en llegar a su destino ya que llegó primero al Perú, donde participó en las luchas contra los aborígenes del Perú y de otras regiones de América. Estando allí se enteró que el Consejo de Indias tenía el propósito de dejar sin efecto su nombramiento y confirmar a JERÓNIMO LUIS DE CABRERA para que continuara con ese cargo que ejercía desde 1571. En agosto de 1574, acompañado por una numerosa comitiva llegó a Santiago del Estero e hizo ajusticiar a Cabrera, acusándolo de conspirar contra el virrey. Luego cometió una serie de abusos y crímenes que le significaron una siniestra reputación. Dispuesto a realizar una serie de expediciones punitivas contra los aborígenes y reconquistar el “Valle de los Calchaquíes”, llamó a las armas a los habitantes de esa provincia, pero una vez en marcha, fue atacado por los indios y perdió a la mayoría de su tropa, salvando apenas su vida por una feliz casualidad. El 1578, se lanzó a buscar la fabulosa y mítica “Ciudad de los Césares” y marchó dejando en Tucumán una dotación de solamente 18 soldados, además de las mujeres y los niños del poblado. Los aborígenes de la zona, los “olcos” y los “diaguitas”, alertados sobre la escasa defensa que había quedado, decidieron exterminar a esta reducid grupo de españoles y el 28 de octubre de 1578 al mando del gigantesco y temible cacique GALUAN, atacaron el poblado. El Teniente gobernador GASPAR DE MEDINA, que había quedado a cargo de la guarnición, se despertó y sin dudarlo, se lanzó contra Galuan y lo mató, provocando con ello que los atacantes huyeran, dejando a salvo así el poblado. En 1577, al conocerse en España, la ejecución de Cabrera y el abandono en el que había dejado a su guarnición, se decidió disponer el cese del mandato de Gonzalo de Abreu y Figueroa y nombrar en su reemplazo a HERNANDO DE LERMA. El nuevo gobernador llegó a Santiago del Estero en junio de 1580 y ordenó poner en prisión a su antecesor, quien fue luego sometido a crueles tormentos a consecuencia de los cuales, murió en febrero de 1581.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.