EL ODIO DE NUESTROS PRÓCERES (29/11/1839)

Un muestra del odio irracional que muchas veces nubló el entendimiento de los hombres que forjaron nuestro pasado, cubriendo de sangre el suelo de la patria y de dolor los corazones de los argentinos, son las expresiones vertidas por JUAN GALO DE LAVALLE y PEDRO FERRÉ, luego de que sus tropas se enfrentaran en el combate de Bacacuá el 29 de noviembre de 1829 (ver “Combate de Bacacuá” en Crónicas)

“¡La hora de la venganza ha sonado! ¡Vamos a humillar el orgullo de esos cobardes asesinos! Se engañarían los bárbaros si en su desesperación imploran nuestra clemencia. Es preciso degollarlos a todos. Purguemos a la sociedad de esos monstruos. Muerte, muerte sin piedad”, dijo LAVALLE,  siendo respondido por FERRE, que dijo “   .. Derramad a torrentes la inhumana sangre para que esta raza maldita de Dios y de los hombres, no tenga sucesión”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.