28/5/1880

ARRIBAN A BUENOS AIRES LOS RESTOS DEL GENERAL SAN MARTÍN. A bordo del transporte “Villarino”, arribaron a Buenos Aires, los restos del Libertador general San Martín y son desembarcados. Una inmensa multitud se había acercado a lugar y en medio de un respetuoso silencio escucharon las palabras de distintos oradores, entre los que se destacó por su elocuencia DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO, a quien siguió en el uso de la palabra, el Presidente de la Nación, doctor NICOLÁS AVELLANEDA. Terminada la serie de discursos, la multitud, acompañando los restos del prócer, por la calle Florida, se trasladó a la Iglesia Catedral Metropolitana, donde se había levantado un catafalco sobre el cual se depositaron el féretro, iniciándose poco después el desfile popular que duró hasta altas horas de la madrugada (ver ampliado en “Crónicas”)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.