COMBATE DE PARAGUARÍ (19/01/1811)

Decidido a interceptar la marcha de Belgrano hacia Asunción, frustrando así sus intentos de sumar al Paraguay al movimiento revolucionario iniciado en Buenos Aires, llega con sus fuerzas ese 19 de enero de 1811 y teniendo ya a la vista a los efectivos de BELGRANO, se prepara para el ataque. Sus fuerzas son muy superiores tanto en efectivos como en poder de fuego y espera una pronta victoria. Pero inesperadamente, éste los ataca furiosamente, logrando romper las líneas enemigas y provocando la huída del gobernador VELASCO con sus fuerzas, que son imprudentemente perseguidas por una reducida fuerza criolla. Los españoles reaccionan rápidamente y rodean a las avanzadas de Belgrano, quien ordena la retirada, desfilando luego  con sus hombres frente a los vencedores, sin que éstos se atrevan a atacarlos. Belgrano, comprendiendo lo difícil que le será llegar a Asunción con sus fuerzas tan menguadas, solicita refuerzos a la Junta de Buenos Aires y  emprende la retirada. Marcha hacia el río Tacuarí, confiando que durante su marcha, pueda ir convenciendo a los naturales del país para que se decidan unir su destino de libertad, al iniciado en Buenos Aires. Luego de recorrer 70 leguas acosado por una tenaz persecución de la vanguardia paraguaya, comandada por FULGENCIO YEGROS, llega a destino y  establece sus posiciones de defensa en la margen meridional de dicho río (ver “Expedición del general Manuel Belgrano al Paraguay” en Crónicas).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.