SE INSTALAN TRES NUEVOS FUERTES EN LA FRONTERA SUR (1752)

Ante el incremento de los ataques a los poblados de la frontera sur, siendo gobernador de Buenos Aires JOSÉ DE ANDONAEGUI, el Cabildo de Buenos Aires, dispone instalar nuevos Fortines que serán guarnecidos por efectivos del Cuerpo de Blandengues de Buenos Aires, que fuera creado el 18 de febrero del año anterior. . Se estimaba que aprovechando las instalaciones poblacionales más avanzadas, que se habían producido, podía ser posible ahora adentrarse más profundamente en el desierto, dejando a retaguardia un territorio que facilitaría las operaciones de defensa.

Los nuevos Fuertes debían ser ubicados: Uno, en el paraje llamado “Laguna Brava”, a siete leguas de la Villa de Luján, donde más tarde, en 1754, se instaló la “Guardia de Luján” (habiendo sido reubicada en 1780, fue el origen de la ciudad de Mercedes, en la provincia de Buenos Aires. El segundo debía instalarse sobre las nacientes del río Salto. Fue llamado  “Fortín de San Antonio del Salto” (conocido simplemente como el “Fortín Salto” (en 1796 debió ser trasladado, porque el lugar se inundaba frecuentemente) y el tercero se debía instalar  en proximidades de la Laguna de los Lobos (más tarde, diezmada por el ataque de una indiada, se buscó un lugar que ofreciera mejores posibilidades para la defensa y se la trasladó al “Fortín del Zanjón” (también conocido como “Nuestra Señora de las Mercedes”) que se alzaba en Magdalena, actual Partido de Brandsen, en la provincia de Buenos Aires. Tuvo un segundo traslado y cuando se instaló en inmediaciones de la Laguna Chascomús, pasó a llamarse “La Conquistadora)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.