06/01/1493

BARTOLOMÉ DE LAS CASAS registra en su diario que habían avistado una isla (quizás La Martinica o La Guadalupe), “donde no había sino solas mujeres”, creyendo que se trataba de las míticas “amazonas” (un mito que ya existía en la cultura greco-occidental se traslada así al Nuevo Mundo, aunque nunca se pudo confirmar la existencia de esta comunidad exclusivamente femenina que se relacionaba con los varones sólo a los fines de la procreación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.